Quimioterapia y salud bucal

¿Está recibiendo quimioterapia para tratar el cáncer?

Si es así, si bien, la quimioterapia ayuda a tratar el cáncer, también puede provocar efectos secundarios en la boca. Algunos de estos problemas bucales pueden hacer que usted retase o ponga fin a su tratamiento. Para ayudar a prevenir problemas serios, lo ideal sería que vea a un dentista por lo menos un mes antes de comenzar la quimioterapia

¿Cómo afecta la quimioterapia a la boca?

La quimioterapia es el tratamiento del cáncer a base de medicamentos que destruyen las células cancerosas. Pero estos medicamentos también pueden dañar las células normales, Incluyendo las células en la boca. Los efectos secundarios que produce la quimioterapia en la boca pueden incluir problemas en los dientes, las encías, los tejidos bucales blandos y húmedos y las glándulas salivales.

Es importante saber que los efectos secundarios en la boca pueden ser graves.

  • Los efectos secundarios pueden causar dolor y hacer que sea más difícil comer, tragar y hablar.
  • Es más probable que usted contraiga una infección, lo que puede ser peligroso si está recibiendo tratamiento contra el cáncer.
  • Si los efectos secundarios son severos, quizás usted no pueda continuar con su tratamiento contra el cáncer. Es posible que su médico necesite reducir o incluso detener su tratamiento contra el cáncer.

¿Qué tipo de problemas bucales puede causar la quimioterapia?

Usted puede tener ciertos efectos secundarios en la boca por causa de la quimioterapia. Mientras tanto, otra persona puede tener problemas diferentes a los suyos. Los problemas dependen de cuáles medicamentos esté recibiendo durante sus sesiones de quimioterapia y de cómo su cuerpo reacciona a ellos. Algunos de estos problemas ocurren solamente durante el tratamiento o por un período breve después de que éste termina.

  • Boca y encías adoloridas.
  • Sequedad en la boca.
  • Lengua ardiente, inflamada o que se despelleja.
  • Infecciones.
  • Cambios en el sentido del gusto.

¿Por qué debo ver a un dentista?

Quizás a usted le sorprenda saber que su dentista forma parte importante de su tratamiento contra el cáncer. Visitar a su dentista antes de comenzar la quimioterapia, podría ayudarle a prevenir serios problemas en la boca. A veces los efectos secundarios ocurren porque se pueden evitar la boca no estaba sana antes de comenzar la quimioterapia. No todos los problemas en la boca, pero mientras menos se tenga, es más probable es que usted pueda seguir con su tratamiento contra el cáncer.

Es importante que su dentista y su médico especializado en cáncer hablen entre ellos antes de que usted comience con la quimioterapia. Asegúrese de darle a su dentista el teléfono de su médico especializado en cáncer.

¿Cuándo debo ver a un dentista?

Necesita ver a un dentista por lo menos un mes antes de su primera sesión de quimioterapia, si es posible. Si ya comenzó la quimioterapia y no ha visto a un dentista, vea a uno lo antes posible.

¿Qué harán el dentista y el higienista dental?

  • Le revisarán y le limpiarán los dientes.
  • Le tomarán radiografías.
  • Cuidarán de cualquier problema que le encuentren en la boca.
  • Le explicarán cómo cuidarse la boca para prevenir los efectos secundarios.

¿Qué puedo hacer para mantener la boca sana?

Usted puede hacer muchas cosas para mantener la boca sana mientras esté recibiendo quimioterapia. El primer paso es ver a un dentista antes de comenzar el tratamiento contra el cáncer. Una vez comenzado su tratamiento, es importante que se revise la boca a diario para ver si hay heridas o si han ocurrido otros cambios. Las siguientes sugerencias pueden ayudarle a prevenir problemas y tratarse la boca si está inflamada:

  • Mantenga la boca húmeda.
  • Tome mucha agua.
  • Chupe trozos de hielo.
  • Use goma de mascar sin azúcar o dulces duros (caramelos) sin azúcar.
  • Use un sustituto salival para ayudar a mantener la boca húmeda.
  • Mantenga limpia la boca, la lengua y las encías.
  • Cepíllese los dientes, las encías y la lengua con un cepillo extra blando después de cada comida y a la hora de acostarse. Si le duele, ablande las cerdas del cepillo con agua tibia.
  • Use una pasta de dientes con flúor.
  • No use enjuagues bucales que contengan alcohol.
  • Use la seda dental todos los días y límpiese los dientes con suavidad. Si las encías le sangran y le duelen evite las áreas afectadas, pero continúe usando la seda dental entre los demás dientes.
  • Enjuáguese la boca varias veces al día con una mezcla que contenga 1/4 de cucharadita de bicarbonato de sodio y 1/4 de cucharadita de sal en un litro de agua tibia. Luego enjuáguese con agua sola.
  • Las prótesis dentales que no le quedan bien pueden causar problemas. Hable sobre sus prótesis con su médico especializado en cáncer o con su dentista. Si tiene la boca inflamada, cuídese de lo que coma o beba.
  • Escoja alimentos sanos que sean fáciles de masticar y tragar.
  • Coma los alimentos con mordidas pequeñas, mastique lentamente y tome pequeños sorbos de líquido con sus comidas.
  • Coma alimentos húmedos y blandos como cereales cocidos, puré de papas y huevos revueltos.
  • Si tiene dificultad para tragar, ablande la comida con salsa de carne u otras salsas, caldo, yogurt u otros líquidos.
  • Tomar pequeños sorbos de líquidos con su comida le ayudará a comer.
  • Llame a su médico o enfermera cuando le duela la boca.
  • Colabore con ellos para encontrar medicamentos que le ayuden a controlar el dolor.
  • Si el dolor continúa, hable con su médico especializado en cáncer sobre la posibilidad de usar medicamentos más fuertes.

Recuerde que debe evitar

  • Alimentos crujientes como las tortillitas doradas o tacos tostados, que podrían rasparle o cortarle la boca.
  • Alimentos muy condimentados, calientes o ácidos, como las frutas o jugos cítricos que pueden irritarle la boca.
  • Alimentos azucarados como los dulces o refrescos gaseosos (sodas) que pueden ocasionar caries.
  • Los palillos dentales porque pueden herirle la boca.
  • Todos los productos que contienen tabaco.
  • Las bebidas alcohólicas.

¿Los niños también pueden tener problemas en la boca?

La quimioterapia puede causar otro tipo de efectos secundarios en los niños, dependiendo de su edad.

Los problemas en la dentadura son los más comunes. Los dientes permanentes pueden demorarse en salir y pueden tener una apariencia distinta a la de los dientes normales. También se le pueden caer algunos dientes. El dentista revisará la mandíbula del niño para ver si hay problemas de crecimiento.

Antes de que comience la quimioterapia, lleve a su niño al dentista. El dentista revisará cuidadosamente la boca del niño y extraerá cualquier diente suelto o aquellos que puedan soltarse durante el tratamiento. Pregúntele al dentista o al higienista dental qué puede hacer para ayudar a mantener sana la boca de su hijo.

Su niño tiene necesidades dentales especiales. Recuerde:

  • Visite a su dentista antes de comenzar la quimioterapia.
  • Tenga especial cuidado con su boca durante el tratamiento.
  • Hable regularmente con su médico especializado en cáncer y su dentista sobre cualquier problema que tenga durante y después de sus sesiones de quimioterapia.

Visite a su dentista antes de comenzar la quimioterapia.




Califica este Artículo:
5 / 5 (2 votos)





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *