Farmacoterapia de emergencias dentales y condiciones orales comunes

La caries dental es la más común de las condiciones orales y emergencias dentales. Es una enfermedad destructiva de los tejidos duros de los dientes debido a una infección bacteriana por Streptococcus mutans y otras bacterias. Se caracteriza por la destrucción del esmalte y la dentina. La desintegración dental se presenta en forma de áreas blancas opacas con subtonos grises y, en caso más avanzados, como cavidades grisáceas descoloridas. La caries dental es inicialmente asintomática y no hay dolor hasta que la desintegración invade la pulpa y se desarrolla una inflamación. El tratamiento de la caries implica la remoción de los tejidos infectados, sellando las dentinas expuestas y restaurando la estructura dental perdida con porcelana, plata, amalgama, composit, oro, etc.

Las emergencias dentales comunes son

Pulpitis: Si la lesión producida por la caries avanza, se puede producir una infección de la pulpa dental, originando una pulpitis aguda (inflamación pulpar). El diente se torna sensible al frio o al calor, apareciendo después un dolor pulsátil, severo y continuo. En la pulpitis reversible, la obturación es una opción pero en el caso de la pulpitis irreversible, el tratamiento de conductos se hace necesario. Los contenidos de la cámara pulpar y de los canales son removidos, seguidos de una limpieza completa, antisepsia y obturación. Alternativamente, podría estar indicada la extracción.

Periodontitis apical: Una pulpa con inflamación severa puede eventualmente necrosarse, originando una periodontitis , que es la inflamación del ápice. Se caracteriza por un dolor severo, espontáneo y persistente, con posible aparición de linfoadenopatía. El curso de acción es el tratamiento de conductos o la extracción. Generalmente, los antibióticos no son necesarios pero los pacientes deben ser advertidos de avisar al dentista si se produce inflamación o infección.

Abceso periapical: Es una inflamación pulpar caracterizada por dolor e inflamación localizadas. Si fracasa el tratamiento de la pulpitis, la infección puede expandirse hacia el ligamento periodontal. La infección causará una inflamación aguda, con dolor al masticar o por percusión. El tratamiento del abceso es la incisión y el drenaje o, bien, el tratamiento de conductos o la extracción, apoyados por antimicrobianos y por AINE.

Celulitis: La proliferación de quistes celulares epiteliales pueden convertir el granuloma en un quiste periapical. La pus en el abceso periapical puede alcanzar el hueso alveolar los tejidos blandos, causando celulitis y bacteremia, o puede descargarse en la cavidad oral, en el seno maxilar, o a través de la piel de la cara o el área sub-mandibular. La infección maxilar también se puede extender hacia el área preorbital, aumentando el riesgo de otras complicaciones serias incluyendo la pérdida de la visión, trombosis del seno cavernoso e implicación del CNS.

Un paciente ambulatorio con celulitis localizada debiera ser tratado con antibióticos orales antiestreptocócicos, es decir, penicilina oral, y en el caso de alergia a la penicilina se puede sustituir los antibióticos macrólidos por una medicación adecuada del dolor. La terapia definitiva es el tratamiento de conductos o la extracción.

En los casos de infección severa, los pacientes deben ser hospitalizados bajo la supervisión médica directa y el tratamiento debiera comenzar inmediatamente con antibióticos intravenosos de amplio espectro y drenaje quirúrgico si se detecta formación de abceso.

Enfermedad periodontal: Es una inflamación destructiva del ligamento periodontal y del hueso alveolar soportante, cuyo agente etiológico es la placa bacteriana. Hay múltiples bacterias implicadas pero al progresar la enfermedad, predominan los anaerobios gram-negativos. Se caracteriza por un dolor pulsátil con eritema e inflamación del tejido afectado. En esta etapa, sin no hay tratamiento, el abceso puede romperse o, con menor frecuencia, progresar a celulitis.

Pericoronitis: Es la inflamación de los tejidos blandos que rodean la corona de un diente parcialmente erupcionado y, con mayor frecuencia, en una cordal. Generalmente ocurre cuando la placa bacteriana y los restos de alimentos se acumulan bajo el colgajo de la encía cubriendo parcialmente el diente. Se caracteriza por inflamación, complicada frecuentemente por trauma del diente opuesto, lo que conduce ala inflamación del colgajo, sensibilidad, dolor y mal sabor debido a la pus que emana desde debajo del colgajo. En la pericoronitis localizada, los enjuages bucales salinos y la irrigación bajo el colgajo pueden resolver los síntomas. En los casos de diseminación con celulitis extendida el tratamiento debe consistir en penicilina y medicamentos apropiados para el dolor.

Trauma dental: El trauma dental es muy común en los niños , por lesiones en sus dientes primarios o permanentes. El examen de cualquier lesión debiera focalizarse en los daños del tejido blando y la necesidad de suturas, signos de aflojamiento de dientes, desplazamiento o fractura, o cualquier otra anormalidad en la mandíbula u otros signos de fractura alveolar. El diagnóstico completo requiere de radiografías dentales y seguimiento del dentista para un diagnóstico completo, tratamiento y cuidados de largo plazo.

La fractura dental puede implicar la corona, la raíz o ambas y con o sin exposición pulpar. La fractura con exposición pulpar es, a menudo, dolorosa y requiere de una inmediata atención por un dentista y un tratamiento definitivo que puede requerir tratamiento de conductos o extracción, dependiendo de la naturaleza exacta de la fractura dental.

Los daños en los dientes y de sus estructuras soportantes se pueden clasificar como fracturas

  • Lateral o extrusiva (aflojamiento y desplazamiento del diente). Requiere inmediata atención del dentista. Los dientes permanentes luxados, requieren reposicionamiento, ferulización o tratamiento de conductos, y una supervisión de largo plazo. Cualquier diente luxado que interfiera con la oclusión normal requiere evaluación dental inmediata y tratamiento para el dolor y demás complicaciones.
  • Intrusión (desplazamiento vertical del diente en el hueso alveolar). Los dientes sujetos a luxación intrusiva han penetrado el hueso alveolar, lo que puede ocurrir hasta el punto en que el diente no es visible. Se requiere atención dental para monitorear con el fin de determinar si el diente re-emergerá. En dientes permanentes, el monitoreo y el tratamiento son necesarios para provocar la re-emergencia (quirúrgica o ortodóncica), acompañada a menudo por tratamiento de conductos.
  • Avulsión (desplazamiento total del diente fuera de su alvéolo). Es una verdadera emergencia dental. Los dientes primarios no se re-implantan. Los dientes permanentes que son avulsionados debieran ser re-implantados tan pronto como sea posible y se debiera tener cuidado de no tocar o limpiar la raíz, lo que podría remover las fibras de ligamento periodontal, reduciendo las posibilidades de re-implante. El paciente debe ser inmediatamente referido al dentista para la ferulización y la profilaxis antibiótica con penicilina junto con la vacunación con toxoide tetánico.

La caries dental y la enfermedad periodontal que pueden llevar a una emergencia dental pueden ser minimizadas mediante un cuidado dental regular, es decir, limpieza dental frecuente, uso apropiado de flúor, disminución de la ingestión de azúcar y el examen dental regular. El trauma dental, especialmente en los niños y en los deportistas puede evitarse utilizando protectores bucales y faciales.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)





3 Comentarios en Farmacoterapia de emergencias dentales y condiciones orales comunes

  1. michael Dice:

    tengo inflamado al lado de una muela y me duele. Hace un par de años me ocurrio lo mismo y mi dentista me recetó algo que no me acuerdo y se me soluciono, pero me advirtió que después de un tiempo me podía volver. Hay un odontológo que me pueda decir que debo tomar.

  2. lucyanna Dice:

    Porfin encuentro lo que buscaba me gustaria saber cual es la mejor medicacion paRA mi me hicieron un implante ya hace 10 dias y tengo supuracion purulenta y realmente me preocupa por que vaya a fracasar el implante por favor recomiendenme una farmacoterapia (fuerte) que sea muy pero muy efectiva, gracias.

  3. Pablo Dice:

    Gracias por este artículo, fue de gran ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *